Acordes desafinados y cantos mudos por las escuelas de música

Unos 200 profesores protestan por el recorte del 62% de la subvención de la Generalitat

Instrumentos desafinados y cantos mudos han protagonizado este jueves una actuación para protestar contra los recortes que están sufriendo también las escuelas de música. Unas 200 personas, vestidas de riguroso negro y cargadas con sus instrumentos y unas tijeras, han realizado una performance en la plaza de Sant Jaume de Barcelona (ante la sede de la Generalitat). Denuncian que los recortes se están traduciendo en precariedad laboral de los trabajadores, en impagos y en reducción de los sueldos, lo que “compromete seriamente el futuro de los centros y la calidad de la enseñanza”, ha lamentado la plataforma Salvemos la Enseñanza Pública de la Música y la Danza, que se ha presentado oficialmente hoy, aprovechando la celebración del Día de la Música.

La Generalitat ha recortado un 62% su aportación a las escuelas de música municipales. Si para el curso 2009-2010 el Gobierno catalán daba 600 euros por plaza y año, el importe se redujo a 460 euros el curso siguiente y 230 euros al actual, que ahora se acaba. Para el próximo la Generalitat no quiere concretar la cifra, ni tampoco si la habrá. Los alcaldes han manifestado en varias ocasiones su temor ante la posibilidad de que la Generalitat decida suprimir definitivamente estas subvenciones.

Estos recortes los notan especialmente las familias, ya que los Ayuntamientos se ven incapaces de asumir este tijeretazo. Badalona aumentará entre el 30% y el 40% las cuotas, y Sabadell entre el 50% y el 300%, según denunciaron varios profesores que se manifestaban.

Los trabajadores de algunas escuelas reconocen que el incremento de precios puede suponer un obstáculo para muchas familias. “Nos estamos encontrando casos de padres que deben escoger entre uno de sus hijos, porque no pueden llevar a los dos a la escuela. Es muy triste”, ha lamentado un profesor de la escuela de música de Sabadell. Pero en Badalona y Terrassa se quejan de que deben dejar a decenas de alumnos fuera porque los Ayuntamientos se niegan a abrir nuevos grupos, según han lamentado los docentes.

Los recortes también se están dejando ver de otra forma en Terrassa. Los trabajadores de la escuela de música de esta ciudad denuncian que para el curso próximo se han eliminado varias asignaturas optativas y que se despedirán a seis o siete trabajadores interinos. “A los temporales que se queden se les recortará la jornada, mientras que se subirá la de los funcionarios”, denuncia el personal.

Los manifestantes han leído un texto en el que recuerdan que los recortes ponen en “riesgo serio” 158 escuelas de música públicas y 3.000 puestos de trabajo, y afectan a unos 40.000 alumnos. La plataforma también recuerda que la industria musical catalana supone el 1% del PIB.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: