Biografía

Biografía

Dire Straits apareció a finales de los setenta, cuando el punk iba en franca retirada. Aunque su sonido es básico, cuando no minimalista, su estilo le debe un poco al punk. Su salida coincide con la reaparición del rock de bar que estaba cargado del optimismo de antaño, aunque Dire Straits era más bien algo melancólico.

Encabezados por el guitarrista y cantante Mark Knopfler, el grupo construyó su base musical en el estilo relajado del blues rock representado por J.J. Cale (Autor de temas como After Midnight y Cocaine que luego sería popularizados por Eric Clapton), además incorporaron elementos del jazz, del country y del rock progresivo.

Por otra parte, las composiciones de Knopfer tenían en sus letras el nivel de narración auto conciente de Bob Dylan.

Knopfler siempre fue el centro creativo de Dire Straits. Hijo de un arquitecto, estudió Literatura Inglesa en la Universidad de Leeds en Inglaterra y trabajó como crítico musical en el Yorkshire Evening Post como una forma de costearse los estudios.

Cuando se graduó empezó a trabajar en doble jornada: Por las mañanas enseñaba inglés y por las noches tocaba en los bares con los “Brewers Droop”. Junto a él se encontraba su hermano David que tocaba la guitarra y su compañero de cuarto “John Illsey en el bajo.

En el verano de 1977 grabaron un demo con Pick Withers en la batería. La cinta fue escuchada por el programador de la BBC Charlie Gillet que empezó a programar “Sultans of Swing” en su programa.

El tema llamó la atención de la disquera Vértigo que contrató al productor Muff Winwood para que grabara el disco debut del grupo ni bien terminaran su gira como abridores de los Talking Heads a inicios de 1978.

Para el verano de ese mismo año el grupo firmó con Warner en Estados Unidos que se encargó de lanzar el disco a finales de ese año de este lado del Atlántico. “Los Sultanes del Swing” entraron en las diez más calientes tanto en Estados Unidos como en Inglaterra, lo que empujó las ventas del álbum hasta colocarlo entre los 10 más vendidos.

El álbum homónimo dejó al grupo como una de las fuerzas musicales de mayor influencia en la radio de esos años. La prueba vino en 1979 con “Comunique” su segundo disco que consolidó la base de su audiencias además de vender unas tres millones de copias en todo el mundo.

Mientras grababan el tercer disco (“Making Movies”) Mark Knopfler decidió separarse del grupo para abrir su carrera como solista. Fue reemplazado por Hal Lindes que venía del grupo Darling. Al igual que los dos discos anteriores este último tuvo buena aceptación entre propios y extraños. A pesar de que algunos críticos los acusaban de haberse comercializado demasiado, el disco fue oro empujado por la radio y por la naciente MTV.

Su próximo disco debió esperar dos años. “Love Over Gold” fue un LP que estaba cargado al lado experimental con temas largos y arreglos algo extravagantes. En él venía el sencillo “Private Investigations” que fue número dos en Inglaterra. El disco fue oro en Estados Unidos y estuvo cuatro semanas en el primer lugar en el Reino Unido. Acabado de salir el álbum Terry Williams se sentó en la batería en sustitución de Withers.

Durante 1982 Knopfler pasó trabajando en proyectos musicales fuera de Dire Straits. Compuso la banda de sonido de “Local Hero”, tocó junto a Van Morrison en “Beautiful Vision”. Al año siguiente sacó a la venta un corta duración llamado “Twisting by the Pool”, produjo el disco “Infields” de Bob Dylan, además de escribir el tema “Private Dancer” que marcó el regreso de Tina Turner al mundo de la música.

A mediados de 1984 el grupo volvió a grabar. Esta vez fue un doble álbum llamado “Alchemy: Dire Straits Live”, que fue seguido ese mismo año por un nuevo disco de estudio al que se incorporó el tecladista Guy Fletcher.

Puesto a la venta a mediados del 85, “Brothers in Arms” fue el disco que catapultóa Dire Straits a la fama mundial. Apoyados en lo que en esos años eran gráficas vanguardistas generadas por computadora, sacaron el video de “Money For Nothing”, una canción que se burlaba de los videos musicales y que mantuvo el álbum durante nueve semanas en la cima vendiendo 9 millones de copias, solo en Estados Unidos.

En Inglaterra las cosas no fueron diferentes. El disco se convirtió en el LP más vendido de la década. “Walk of Life” y “So Far Away” mantuvieron al disco en las listas durante 1986. Al mismo tiempo el grupo estuvo de gira presentándose unas 200 veces.

A medida que su carrera progresaba Dire Straits se volvió más refinado y su nueva madurez coincidió con el auge de MTV y la aparición del disco compacto. Estos dos cambios monumentales en la música sirvieron para que su sexto disco (“Brothers in Arms”) se convirtiera en un éxito de ventas en todo el mundo.

El grupo, junto con artistas como Eric Clapton, Phil Collins ySteve Winwood, se convirtieran en los líderes de un grupo de rockeros maduros que a finales de los ochenta, apelaban cada vez más a las generaciones nacidas entre los años 50 y sesenta.

Sin embargo, ese éxito mundial, Dire Straits no pudo quedarse en el firmamento de las grandes estrellas. Una espera de seis años hasta su próximo disco hizo que su audiencia base se encogiera significativamente.

Cuando terminó la gira de apoyo a “Brothers in Arms” el grupo entro en la refrigeradora toda vez que Knopfler se dedicó a producir artistas como Randy Newman y Joan Armatrading, además de ir de gira con Eric Clapton y grabar a dúo con Chet Atkins “Neck and Neck” en 1990.

En 1989 formó el grupo country “Notting Hillbillies”, cuyo único disco, “Missing… Presumed Having a Good Time”, se convirtió en un éxito en Inglaterra a inicios de 1990.

Ese año Knopfler rearmó Dire Straits. Ahora el grupo estaba integrado por Illsley. Clark, Fletcher y una gran variedad de músicos de apoyo. Esta nueva etapa empezó en 1991 con “On Every Street” un disco que había sido esperado con ansias pero que decepcionó a sus seguidores. Igualmente la gira que acompañó al disco fue decepcionante al punto que hubo muchas entradas que se quedaron sin vender.

La historia de Dire Straits sigue ligada a la agenda de Knopfler. Por eso cada vez que el músico decide arrancar con un proyecto personal el grupo queda estacionado. Pero independientemente de eso, es innegable que sin “Money For Nothing” y los “Sultanes del Swing” la radio y la televisión no serían lo mismo que son hoy día.

Extraído de http://www.radiodos.com/paginas/archivo/artistas/dire_straits.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: