Biografía

Biografía

Rod Stewart nace bajo el nombre de Roderick David Stewart el 10 de enero de 1945 en Highgate, Londres, Inglaterra.

Probablemente su nacimiento fue un presagio del impacto de su vida en la cultura pop, porque cuando faltaban 6 meses para el final de la Segunda Guerra Mundial cuando nació. Media hora después de ver la luz un cohete V2 alemán se estrellaba a unos metros de su casa destruyendo el cuartel de policía de la localidad.

La verdadera pasión de Rod Stewart era el fútbol, y empujado por su padre empezó a practicarlo con la mira fija en llegar a ser una gran estrella. Estuvo jugando en las categorías inferiores del Brentford pero esta afición se fue apagando al ver que no le llegaban contratos profesionales, así que a inicios de los años 60 se dedicó a recorrer Europa con su amigo Wizz Jones y una guitarra.

Sin embargo el viaje no terminó en 1963 en la costa francesa de St.Tropez, cuando lo arrestan por vago y el cónsul británico le envía de regreso a Inglaterra. Nuevamente en Londres y con la suerte maltrecha decide armar su propia banda, que finalmente se convertirían en varias.

Durante un año estuvo de rodando de una ciudad a otra mientras se presentaba con bandas de poca monta y cantaba Rythm and Blues. En ellas se topó con personajes que más tarde se convertirían en leyendas como John Paul Jones (Led Zeppelin) o Mick Fleetwood (Fleetwood Mac). Pasó por los “Jimmy Powell & The Five Dimensions” “ Southampton ”, “Shotgun Express”y los “Hoochie Coochie Men”. En este último grupo John Baldry, su líder, lo contrata para que cante con él y toque la harmónica. Recibía 35 libras esterlinas por semana.

En el ínterin Stewart firmó un contrato con Decca Records para lanzarse en solitario. Sin embargo, la aventura no tuvo mayor éxito.

Promediaba 1965 y el promotor de Baldry decide formar el grupo los Steampacket en el que aparecían, además de él, Rod Stewart y Julie Driscoll. La banda era un rejuntado de “Long John Baldry & The Hoochie Coochie Men” y “Brian Auger´s Trynity”. Tuvieron un gran inicio porque sirvieron de banda de apoyo de los Rolling Stones y los Animals pero terminando la gira decidieron separarse porque cada uno quería seguir caminos diferentes en lo artístico.

En menos de un año Rod Stewart ya formaba parte de la banda de Jeff Beck. El grupo tocaba un blues pesado y eso encajó con el gusto de la época. En esta formación hizo de cantante principal y estaba acompañado por Jeff Beck y el que sería guitarrista de los Stones Ron Wood.

Las primeras actuaciones fueron un desastre y eso estuvo a punto estuvo de deshacer el grupo. De alguna manera Beck trasmitía que el resto del grupo era inexperto y eso costaba caro a lo interno y a lo externo. Aun así siguieron tocando por Europa y Estados Unidos. En 1968 se editó en plena gira americana el primer álbum: “Truth”, y meses más tarde se editó el segundo: “Beck-Ola”. Después del segundo álbum el grupo tenía proyectos por separado: Beck quería seguir profundizando en la música, mientras que Rod Stewart y Ron Wood estaban a un paso de integrarse a los Small Faces. En 1969 el grupo se separó.

Lo que quedó del Jeff Beck Group y los Small Faces sirvió para formar una de las bandas más importantes de finales de los sesenta: The Faces. El grupo quedó integrado por Rod Stewart como cantante, Ron Wood en la guitarra, Ian McLagan al teclado, Kenny Jones a la batería y Ronnie Lane en el bajo. En total produjeron 5 álbumes (“First Step”, “Long Player” , “A Nod’s As Good As A Wink”,”Oh La La” y “Coast To Coast”), y un disco de grandes éxitos.

De manera simultánea, Stewart tenía una carrera en solitario. Eso ayudaba a la banda porque la gente también lo iba a ver a él. Su primer disco fue bajo el sello Phonogram y se tituló “An old raincoat will never let you down”. Su banda de apoyo estuvo compuesta por Ron Wood, Mick Waller y Martin Quittenton, lo que le dio solidez al sonido blues que hacía de base de “Cindy Lament” “Blind Prayer” “Dirty old town” y “Handbags & gladrags”. El disco no fue lo que se esperaba en lo comercial, pero la crítica lo trató bien.

Su segundo disco, “Gasoline Alley”, tuvo más aplomo que el anterior y eso sirvió para que mejoraran las ventas y la popularidad del cantante.

Su siguiente sencillo vino a ser su primer número uno: “Maggie May” que en 1971 llegó a la cima de la popularidad en Inglaterra y Estados Unidos. Lo curioso es que el tema era el lado de B de “Reason To Believe”. El tema impulsó las ventas del disco “Every Picture Tells a Story “.

La popularidad de Rod Stewart se empieza a convertir en un problema para la disquera de Faces, Warner, porque era evidente que estaba perdiendo dinero. Con la salida de los subsiguientes discos vino una batalla legal entre Warner y Phonogram sobre quién era el dueño sobre los derechos de la voz de Stewart. Inusitadamente, el pleito se resuelve a favor de la Warner y Phonogram se queda con los temas grabados hasta el disco “Smiler”. La relación de Rod Stewart con la Warner dura hasta hoy.

Como todo artista inglés exitoso, en 1975 Stewart se traslada a Estados Unidos huyendo de los impuestos de su país.

Para ese entonces los Faces estaban diezmados por el éxito de Rod Stewart. Pero la gota que colmó el vaso fue la oferta de Ron Wood para unirse a los Rolling Stones. Eso hizo que la banda se separara, y aunque hubo colaboraciones entre los miembros cuando grababan discos en solitario no se volvieron a unir hasta más adelante y para colaborar en una caridad.

Stewart vivía ahora una vida de lujo a la que no estuvo acostumbrado, pero que de alguna manera era la evolución lógica para un hijo de la posguerra. Sin embargo, esto trajo una nueva sensibilidad que se materializó en su LP “Atlantic Crossing” de 1975. En este disco esta la pegadiza “Sailing”, que se convertiría en el himno de la armada de su país. Para este disco Rod se acompañó de músicos de “Soul” del calibre de Steve Cropper y Donald “Duck” Dunn, y puso como productor a Tom Dowd.

En 1976 vendría el LP “A night on the town” en el que se venía una canción de Cat Stevens: “The First Cut is The Deepest”, y “The Killing of Georgie”, una canción que compuso para un amigo homosexual asesinado en Nueva York, eso levantó sospechas sobre la supuesta homosexualidad de Stewart.

A partir de ese momento dejó sus raíces olvidadas y se pasó a la música comercial y de discoteca. A finales de los 70 y durante los años 80 “Hot Legs”, “Da ya think I’m Sexy?”, “Tonight I’m Yours” y “Passion”, marcarían su paso por la cima de las listas y lo definirían como compositor.

Probablemente el tema que lo lanzó definitivamente a la fama fue “Da ya think I’m Sexy?” (“¿Crees que soy sexy?”), que no solo estaba influenciado por el estilo musical disco, sino por su misma forma de vida de sexo y drogas a granel. Por ese mismo tema, fue demandado por plagio por el cantante brasileño Jorge Ben, proceso del que salió bien librado.

En 1979 se casa con Alana Hamilton y con ella empieza una cadena de tres matrimonios que terminan en fracaso y una seguidilla de modelos que no dejan de encontrarlo sexy.

Durante los 80 sigue en sintonía con la audiencia joven y salen discos como “Young Hearts” y “Tonight I’m Yours” que se convierten en éxitos instantáneos. Además, se reúne con los Faces para cantar en Wembley en honor a su excompañero de grupo “Ronnie Lane” fallecido de esclerosis múltiple.

Terminando los 80, vendrían grabaciones con Tina Turner (“It takes two”), Ron Isley, Ron Isley (“This old heart of mine”), Glass Tiger (“My town”), Bryan AdamsSting (“All for love”) y participa en discos homenaje como el de Carole King (“So far away”) y Elton John (“Your song”). En ese mismo período su producción persona es pobre y sus conciertos se vienen a menos en 1991 cuando por una infección en la garganta debe dejar los escenarios.

En 1993 graba uno de sus discos más aclamados por la forma en que se compilan sus éxitos: “MTV Unplugged… And Seated”. En él se reúne nuevamente con Ron Wood y producen un sonido bueno, profundo y maduro, algo que solo puede venir con los años.

A mediados de los noventa salen “Spanner in the Works”(1995) y “When We Were the New Boys”(1998). Son discos que se esperaban y que están hechos a su medida. Tras el lanzamiento de estos discos se realizaron giras americanas y europeas donde en todos los conciertos se cuelga el cartel de “no hay entradas”. Stewart había vuelto a sus raíces melódicas.

Los 90 sirvieron para que sentara cabeza. A la salida de un hotel en Londres, se acercó Penny Lancaster a pedirle un autógrafo. Parece que Stewart la invitó a pasar unas vacaciones juntos… que aún no han terminado.

En el año 2000 es operado de la garganta por un cáncer en las cuerdas vocales. Repuesto de la operación vino “Human” en donde asume la pose de galán maduro que mantiene hasta “Reason To Believe”.

Sin duda, la energía escénica de Stewart y su adaptabilidad a los ritmos lo hicieron un fenómeno de masas. Hoy día es un músico maduro, que se da el lujo de hacer álbumes más profundos y pausados, pero no por eso carentes de sintonía con su audiencia.

Extraído de http://www.radiodos.com/paginas/archivo/artistas/rod_stewart.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: