Biografía

Biografía

Carlos Santana en realidad nunca se fue. Es solo que el viaje por su música lo ha llevado a un territorio donde los que solo les interesan los rankings tienen miedo de ir. De hecho, si alguien aplicaría la teoría de seis grados de separación a Santana, se encontrarían con que su mística guitarra ha reducido la fórmula a unos tres grados. Ha pasado por 30 años de rock como una de sus líneas de guitarra – distintiva, flexible y voluntarioso.

“El sonido de Santana es melodía, que es la mujer, y ritmo, que es el hombre”, dijo una vez. Bueno, cuando un hombre y una mujer se unen, le dieron vida a Carlos Santana en la ciudad mejicana de Autlan de Navarro el 20 de enero de 1947. El padre, Jose, era una violinista de mariachi cuyo talento musical tenía “la fuerza de revalidar la existencia de la gente”, de acuerdo con su hijo. Jose era un perfecto ejemplo para Carlos y su hermano Jorge, quien terminó tocando guitarra con el grupo de rock latino Malo. Jose le enseñó al joven Carlos lo básico del violín, pero para cuando la familia se mudó para Tijuana en 1955, Carlos había descubierto la guitarra y los blues de John Lee Hooker. Apenas un adolescente, se hizo musicalmente tocando en los bares de mujeres desnudas de Tijuana.

Santana se podría haber pasado el resto de su vida tocando en esas casas de Tijuana. Cuando la familia se mudó para San Francisco en 1960, se quedó en México para seguir tocando (le tomó un año cambiar de idea). San Francisco le abrió la mente a la nueva experiencia de los Estados Unidos. Era el lugar donde se formaron los espíritus libres de genios como Jack Kerouac y Neal Cassady y ahí Santana descubrió el espíritu de jazz de su ídolo, John Coltrane.

A medida que la contra cultura de el área de la bahía fue evolucionando, también lo hizo Santana, mojándose de influencias tanto musicales como químicas. Conoció el tecladista Gregg Rolie durante una sesión en Palo Alto. Los dos formaron el Santana Blues Band después de ver a Greatful Dead en el Tick Tock Club de Palo Alto. Santan no creía en líderes de bandas, pero le puso su nombre al nombre de la banda (con Gus Rodriguez en el bajo, Michael Carabello en congas y Danny Haro en baterías) para la unión de los músicos locales.

The Santana Blues Band, mezclando ritmo latino, blues de Chicago y la ya obvia virtuosidad de Santana, se quedó la el distrito Mission de San Francisco hasta que acapararon la atención del promotor Bill Graham. El debut de SBB en el Fillmore West en junio de 1968 provocó una ovación de pie y pronto Graham los hizo virtualmente la banda de la casa, apoyando a artistas como Jimi Hendrix, Bob Dylan y Miles Davis. Carlos se asoció tanto con el establecimiento que su primera grabación de una presentación fue en el álbum de 1969 titulado “The Live Adventures of Mike Bloomfield and Al Kooper, taped at the Fillmore” (Las Aventuras En Vivo de Mike Bloomfield y Al Kooper, grabado en el Fillmore). Mientras que la lista de percusionistas se Santana crecía rápidamente, Graham no tuvo ningún inconveniente en recomendar a la banda para el festival de música de Woodstock. Graham simplemente los nombró Santana.

El 6 de agosto de 1969, pensando que no iba tocar por un largo rato, Santana tomo ácido y se encontró siendo empujado sobre el escenario. El error en la organización de le dio a Santana la divina inspiración. “Soul Survivor” de Santana, un fuerte choque entre la guitarra pesada de Santana, la batería de Mike Shrieve de solo 16 años y le furiosa percusión de Carabello, es una de las mejores presentaciones en vivo del siglo 20. El ejecutivo de la empresa discográfica Columbia Clive Davis, quien estaba buscando una banda psicodélica moderna para levantar el perfil de su compañía, rápidamente firmó a Santana. El debut “Santana” de la banda lanzado solo tres meses después de Woodstock, hizo justamente eso, gradualmente vendiendo un millón de álbumes a medida que el documental de Woodstock se iba viendo en los teatros de facultades a través del país.

La guitarra de Santana podía darle fuego a la canción apropiada. “Evil Ways” y “Black Magic Woman” llegaron al Top 10. “Jingo”, adaptado del trabajo del baterista nigeriano Babatunde Olatunji, se hizo una clásica pieza latina. “Abraxas” llegó a lo más alto de los rankings por seis semanas en 1970; “Santana III” duró cinco. En vivo, la banda era espectacular, con el nuevo recluta Neal Schon alcanzando a Santana en cada nota en la guitarra.

Mientras que su banda estaba vendiendo álbumes de forma constante, el guitarrista místico de hizo un ávido de Sri Chinmoy. Y comenzó a colaborar con otros artistas fuera de su grupo. Grabó “Carlos and Buddy Miles! Live!” en 1972 con el baterista de Band of Gypsys. También trabajó con el también discípulo de Chinmoy Mahavishnu John McLaughlin en “Love, Devotion, Surrender” de 1973. Con la viuda de Coltrane, Alice, creó “Illuminations”.

Su propio sentido de la devoción llevó a Santana a agregar el nombre Devadip, pero no se lo extendió a sus compañeros de banda. Santana, la banda, se hizo una unidad despegada. Mingo Lewis se unió a cargo de las congas en 1973 después que Santana lo sacó de la audiencia en un recital en el Madison Square Garden de Nueva York. Leon Patillo, sin duda el vocalista más talentoso de la banda, se unió en 1974. Schon y Rolie se fueron en 1973 para comenzar la banda Journey; Shrieve se fue para formar Automatic Man en el 75′. El álbumes como “Lotus and Borboletta” de 1974, la guitarra de Santana se fue a territorio inexplorado, a pesar de quien estuviera, o no, detrás de él. En 1976 Columbia volvió a firmar a Santana al contrato más rico en la historia de la compañía. Pero los éxitos, como la interpretación de 1997 de “She’s Not There” eran pocos y las exploraciones espirituales de Santana diluyeron el sonido de la banda.

Mucho esfuerzo se puso en tratar de renovar a la banda. “Inner Secrets” de 1978 contó con los servicios del productor de Four Tops y toda una nueva banda de instrumentistas. Pareció encontrar más su sonido en el álbum como solista en 1980 “Swing of Delighy”, donde fue apoyado por Wayne Shorter y Herbie Hancock, dos veteranos de Miles Davis de los años 60′. Y el pop-tástico “Zebop!” nos dejó “Winning”, su primer lanzamiento individual en el Top 20 desde 1971.

Sin embargo, los años 80′ probaron ser un tiempo difícil para el grupo Santana, con su líder siendo el único constante en una constantemente cambiante alineación. Carlos probó con varioas estilos, como el Tex-Mex de “Havana Moon” de 1983 y la casi pop música que hizo para la película “La Bamba”. Un poco después, Rolie volvió con la banda como un co-escritor y productor, dando alguna proximidad a la estabilidad, pero para 1988 Carlos estaba haciendo tours con diferentes grupos, tanto con Santana con Rolie y con otro grupo llamado la Santana Promise Band.

El concierto del aniversario de 20 años de la banda contó con todos los anteriormente integrantes de la banda en el escenario, pero solo el tono cristalino de Santana podía cortar por su caos personal. En 1991 fue arrestado en el aeropuerto de la ciudad de Houston, Texas por poseer marihuana y en 1992 de Columbia por la empresa Polydor después que le prometieron que le darían su propia discográfica. Hasta volvió a Autlan para tocar con la banda de mariachi de su padre. Para 1995 estaba en terapia psicológica. Podría haber desaparecido de la faz de la tierra, por lo que le importaba a muchos, pero los fanáticos lo encontraban en todos los huecos y rincones de aclamados álbumes de John Lee Hooker, Salif Keita y Lauren Hill. El anteriormente mentor Clive Davis reanudó su amistad con Santana en 1995 después que Carlos contribuyó a un pequeño documental de homenaje a Davis.

Davis firmó a Santana a la empresa discográfica Arista y lo hizo su proyecto, uniéndolo con los mejores artistas que su imagen podía atraer. Con Eric Clapton, Santan grabó el dueto “The Calling”. Con Rob Thomas de Matchbox 20, aproximó el sonido del Harlem latino con “Smooth”. “Supernatural”, Santana dijo, “fue diseñado para asaltar las frecuencias radiales con la onda de Santana, en unidad con estos increíbles artistas, con el propósito de cambiar la estructura molecular del oyente”. Eso no lo enseñan en Tijuana. Pero artistas como Everlast, Dave Matthews y Wyclef Jean se acercaron para ver cual era el escándalo sobre ese tipo en la colección de música de sus padres.

Con seis millones de álbumes de “Supernatural” vendidos y una increíble noche en los Grammys de este año, llevándose nueve, Santana es ahora el artista que la próxima generación descubrirá en nuestras colecciones de CDs. ¿Una vuelta? Escuchen a “El Farol” de Santana, donde sus elocuentes notas saludan a su padre violinista mariachi que le dio su camino. Es solo otro paso en una interminable carrera musical, donde el viajante una vez más esta contando cuentos a sus amigos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: